miércoles, 3 de octubre de 2007

Material para un sueño

¿Quién? ¿Quién los vio pasar?
El viejo iba detrás de ella, redonda, rotunda, pero se le veía a él primero, gracias en gran medida a su altura, alturísima.
-El viejo era altísimo. Y calvo. Sonreía. Yo los vi pasar.
No todos estaban ciegos aquel mediodía florentino, alguien se cruzó con una pareja de ancianos de camino a Piazzale Michelangelo y creyó verse acompañado en el reflejo de un espejo de tiempo.
Éramos nosotros.

7 comentarios:

6 dijo...

No es que no me guste, que me gusta, este inesperado recopilatorio de grandes éxitos destinado a deleitar a tus más jóvenes fans.
No obstante, yo me quedo dulce pero ansiosa, como después de comer caramelos sin azúcar.

Así que seamos justos, por cada texto del recuerdo, uno nuevo.

Para compensar(me)

Anónimo dijo...

me gustaría ser la persona que te lee desde nueva zelanda.

pero sólo soy un antiguo amigo.

eslovar dijo...

A mí llevan todo el año diciéndome que me parezco a Buenafuente...

Arlington dijo...

sin duda en algunos momentos eres clavado a buenafuente

Desde Nueva Zelanda con amor

esqueleto dijo...

Nos vemos a menudo en el espejo del tiempo, ya sea pasado o futuro, y constantemente nos encontramos con nosotros mismos en algún paso de peatones, o en la guagua o quizás...en alguna fiesta, sin apenas saberlo.
besos indefinidos.

Anónimo dijo...

Perdona tio, pero se me paso el comentario, ya sabes, cosas del tiempo... que si uno se pone a deleitarse en el espejo, y deja pasar las cosas e incluso pasa de las cosas. Al final siempre queda eso...Italia...
or cierto, en esa teoria del tiempo hay una errata, segun tu teoria esa pareja de ancianos que paseaban no eran dos, sino uno... LOS ITALIANOS SON MENOS QUE UNA PERSONA

aracne dijo...

Preciosa esta broma del tiempo, que en sí mismo es también una broma. Como se ve que eres canario (aunque no te pongo isla) te recomiendo el blog de una paisana, canariona con base en Lanzarote. Vas a flipar. http://lalupe.blog.com
los nudos de la red siguen creciendo... Saludos desde Málaga