sábado, 11 de agosto de 2007

Carpe diem

Mientras nos desayunamos el pan de ayer, los cruasanes fresquitos que compré esta mañana se ponen todos maníos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me suena...y mientras olvidamos esos cruasanes en algùun lugar de la cocina...ya para cuando hallamos caido en la cuenta de su pequeña presencia estaràn pochos pochos...

Anónimo dijo...

a mí también me pasa... eso de llegar tarde a todos los sitios. Aunque hay quien dice que el buen pan está mejor de un día para otro...

Anónimo dijo...

jotapunto ¿qué harías en esta situación?

en plena perreta, cañas, puñaos de manises y jamón canario, alguien pide una tapa de queso duro..., y viene acompañao de dos panes:
A-Bizcochao
B-Del día

qué es Carpe Diem...?

Anónimo dijo...

En casa, el pan de hoy lo comemos mañana...

Eslovar dijo...

Querido Argff:

Nos pasamos la vida comiendo pan de ayer porque es lo único que conocemos. Al cruasán hay que acostumbrarse durante todo el día. Romper el hielo.